Heraldo de Aragón, diciembre de 1992